Peceras para tortugas

Si estamos buscando una pecera para nuestras tortugas de agua, debemos tener en cuenta distintos aspectos para elegir bien, ya que se trata de animales muy delicados. De tortugueras hay muchas, pero no todas valen por igual. Así pues, en este artículo vamos a intentar explicar en qué debemos fijarnos a la hora de comprar una pecera para nuestra tortuga de agua.

¿Qué debe tener una pecera para tortugas de agua?

1. Zona de agua y zona seca

Primero de todo, debemos buscar una tortuguera que ofrezca la opción agua y la opción tierra. De este modo, podremos situar la zona de tierra (zona seca) en un lugar soleado y la zona de agua en la sombra.

Que haya una zona seca para que la tortuga pueda tomar el sol es indispensable, ya que debemos recordar que al tratarse de un reptil, necesita calor para regular la temperatura de su cuerpo. Sin luz, no pueden calentarse, su metabolismo se ve afectado y no pueden absorber el calcio de los alimentos.

La zona de agua debe ser de unos 15-20 cm de profundidad para que la tortuga pueda nadar cuando sea más grande (suelen medir, como mucho, veinte centímetros). Debemos tener en cuenta que la zona de agua es importantísima porque es donde las tortugas acuáticas pasan la mayor parte de su tiempo.

pecera para tortugas
Pecera para Tortugas

2. Rampa para tortugas

Obviamente, para que la tortuga pueda pasar de la zona de agua a la zona seca, necesitaremos que haya una rampa suficientemente ancha para que ella pueda subir i bajas sin problema. Obviamente, la rampa debe ser muy fácil de subir para la tortuga, ya que sino se va a agotar cada vez que quiera acceder a la zona seca y le va a repercutir en la salud.

rampa para tortugas
Pecera con 2 rampas
Rampas para tortugas
Rampa para tortugas

3. Medidas de la pecera

El tercero aspecto a tener en cuenta es que la tortuga va a crecer, con lo cual la pecera debe ser suficientemente grande como para ser su hogar cuando sea más grande. De este modo, evitaremos comprar dos peceras y no gastaremos innecesariamente.

La tortuguera para tu tortuga acuática debe ser un recinto bastante grande, de entre 8 y 15 litros para tortuga pequeña. Ahora bien, si queremos evitar comprar 2 tortugueros en poco tiempo, lo mejor es comprar un tortuguero más grande desde buen principio.

4. Tapa para la pecera

Otro punto a destacar es la tapa. Cuando van creciendo, las tortugas tienen el instinto de querer salir de la pecera en la que viven y esto puede ser peligroso ya que se pueden caer i hacerse daño. Para evitar eso, podemos optar por una pecera con tapa que cubra toda la parte superior (dejando agujeros para respirar) o bien que solo cubra la zona desde donde la tortuga se puede escapar, es decir, la zona seca.

tortuguera para tortugas
Tortuguera con tapa para tortugas
tortuguera con tapa para tortugas
Pecera con techo en la parte seca

Complementos imprescindibles para peceras

Si nuestra tortuga de agua va a vivir en una pecera, es bastante importante que esta tenga un filtro para tortugas que vaya limpiando y purificando el agua, ya que las tortugas la ensucian mucho con sus heces. ¿Y por qué debe estar tan limpia el agua? Pues básicamente porqué las tortugas comen en el agua; su comida debe tirarse en el agua y ellas la comen de allí. De este modo, tienen una ayuda para tragar los alimentos.

Filtro para tortugas
Filtro para tortugas

Otro complemento importante es la luz. Las tortugas necesitan muchas horas de luz directa (sin ventanas de por medio) y si no las tienen, su salud se ve gravemente afecta. Así pues, una muy buena opción  es comprar una luz especial para tortugas que emite rayos UVB y UVA, que son los que ellas necesitan para vivir y para tener un metabolismo sano.

Luz para tortugas
Luz para tortugas

Pues bien, ahora que ya conoces todos los aspectos que debes tener en cuenta, te toca a ti escoger la pecera para tortugas que más se adecue a las necesidades de tu tortuga.